⭐ Comienza ya tu preparación para 2025 👉 Últimos días de oferta

El síndrome de FOMO

Picture of Alberto Torrejón

Alberto Torrejón

Coordinador de Academia M25

¡CUADERNILLO DE EJERCICIOS GRATUITO!

Recibe de forma inmediata en tu email tu Cuadernillo M25 de ejercicios para hacer test y practicar tus pruebas de acceso o equivalente a bachillerato.

En la era actual, donde el acceso inmediato a la información y la interconexión social a través de las redes son omnipresentes, emerge un fenómeno que afecta a una gran parte de la población: el FOMO o el “miedo a perderse algo” (Fear Of Missing Out, por sus siglas en inglés).

¿Qué es el FOMO?

El FOMO se refiere al temor o ansiedad que siente una persona al pensar que se está perdiendo de algo, ya sea un evento social, una noticia, una tendencia o cualquier otra actividad que considera relevante. Esta sensación se intensifica principalmente por el uso de redes sociales, donde las personas comparten constantemente sus experiencias, logros y actividades diarias, lo que provoca en los demás el deseo de estar presentes o participar en esos eventos.

El FOMO no es una enfermedad, es un patrón de comportamiento que puede aliviarse, tal y como explica la psicóloga Andrea Martínez en su entrevista a la SER.

Algunos datos relevantes

Según un estudio citado por Finances Online, se reportaron las siguientes emociones asociadas con el FOMO:

  • Envidia. El 39% de las personas reportaron sentir envidia.
  • Celos. El 30% de las personas reportaron sentir celos.
  • Tristeza o decepción. El 21% de las personas reportaron sentirse tristes o decepcionadas.
  • Temor a sentirse excluido: El 36% de las personas reportaron tener miedo a sentirse como un extraño o excluido de ciertas situaciones sociales o experiencias​.

 

Estos datos sugieren que el FOMO puede estar asociado con una variedad de emociones negativas, lo que puede tener implicaciones en la salud mental y social de las personas.

  • Las personas con ingresos familiares superiores a $75,000 al año tienen más probabilidades de experimentar FOMO.
  • El 69% de los millennials experimentan FOMO​3​.
  • Los usuarios activos de redes sociales han superado los 4.74 mil millones.
  • 9 de cada 10 usuarios de internet utilizan las redes sociales cada mes.
  • Facebook cuenta con 2.9 mil millones de usuarios activos mensuales.

Motivos del FOMO

  1. Exposición constante a la vida de los demás. Con plataformas como Instagram, Facebook o Twitter, estamos constantemente expuestos a lo que otros están haciendo, creando una comparación constante entre nuestra vida y la de los demás.
  2. Ritmo acelerado de la información. La velocidad a la que se mueve la información en la era digital hace que muchos sientan que, si no están conectados en todo momento, se perderán de algo importante.
  3. Deseo de pertenencia. El ser humano, por naturaleza, tiene un deseo intrínseco de pertenecer a un grupo. El FOMO se intensifica cuando sentimos que no estamos siendo parte de algo que el “grupo” está experimentando.
  4. Satisfacción inmediata. Vivimos en una sociedad donde la gratificación instantánea es altamente valorada. El miedo a perderse algo surge cuando pensamos que no estamos obteniendo esa gratificación al mismo ritmo que los demás.

Consecuencias del FOMO

  1. Ansiedad y estrés. Estar en un estado constante de preocupación sobre lo que nos estamos perdiendo puede aumentar los niveles de ansiedad y estrés.
  2. Sobrecarga de información. Tratar de estar al día con todo lo que sucede puede llevar a una saturación informativa, dificultando el discernimiento de lo verdaderamente importante.
  3. Afectación en la toma de decisiones. El FOMO puede hacer que las personas tomen decisiones apresuradas basadas en el miedo a perderse algo, en lugar de considerar lo que realmente es mejor para ellas.
  4. Disminución del bienestar personal. Compararse constantemente con los demás y sentir que no estamos a la altura puede tener un impacto negativo en nuestra autoestima y satisfacción personal.

Cómo enfrentar y superar el FOMO

Si sientes que el FOMO está afectando tu vida, aquí te presento algunas estrategias y soluciones para afrontar y reducir este sentimiento:

  1. Desconexión Digital. Dedica periodos del día a desconectarte de las redes sociales y de internet. Esto te permitirá enfocarte en el momento presente y reducir la sobreexposición a la vida de los demás.
  2. Práctica de Mindfulness. La atención plena o mindfulness te enseña a vivir en el presente, valorando lo que está ocurriendo aquí y ahora. Meditar y centrarse en el momento actual puede ayudarte a reducir la ansiedad producida por el FOMO.
  3. Establecer Prioridades. Reflexiona sobre lo que realmente es importante para ti. En lugar de tratar de estar en todo y con todos, elige actividades y relaciones que sean significativas y valiosas para ti.
  4. Limita las Notificaciones. Configura tus dispositivos para recibir solo las notificaciones esenciales. Así reducirás las interrupciones y la sensación constante de que algo está pasando sin ti.
  5. Auto-reflexión. Cuestiona tus emociones. ¿Por qué sientes que te estás perdiendo de algo? ¿Es una actividad o evento que realmente te interesa o es solo el deseo de ser parte de algo?
  6. Fomenta Relaciones Reales. Prioriza el tiempo de calidad con amigos y familia en el mundo real. Las conexiones genuinas en la vida real pueden ser más satisfactorias que cientos de interacciones superficiales en línea.
  7. Establece Límites. Dedica momentos específicos del día para revisar redes sociales y no lo conviertas en una actividad constante. Esto te ayudará a tener un equilibrio entre tu vida digital y real.
  8. Acepta que no puedes estar en todo. Es esencial comprender que es imposible participar en todas las actividades o estar al tanto de todo. Aceptar esta realidad te liberará del peso del FOMO.
  9. Cuida tu Salud Mental. Si sientes que el FOMO está afectando seriamente tu bienestar, considera buscar ayuda profesional. Un terapeuta puede ofrecerte herramientas y estrategias para enfrentar este y otros problemas relacionados.

Conclusión

El FOMO es una respuesta emocional a la era digital en la que vivimos. Sin embargo, con consciencia y acción, es posible encontrar un equilibrio que nos permita disfrutar de las ventajas de la tecnología sin sentirnos esclavizados por el miedo a perderse algo. La clave está en centrarse en la calidad de nuestras experiencias y no en la cantidad.

Nuevas publicaciones

Top post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido

[pms-recover-password]

[pms-account]

[pms-register]

[pms-login]