Resumen de «Nada», de Carmen Laforet

¡CUADERNILLO DE EJERCICIOS GRATUITO!

Recibe de forma inmediata en tu email tu Cuadernillo M25 de ejercicios para hacer test y practicar tus pruebas de acceso o equivalente a bachillerato.

La autora, Carmen Laforet

Carmen Laforet fue una destacada escritora española nacida en Barcelona el 6 de septiembre de 1921. A pesar de haber nacido en Barcelona, se mudó con su familia a las Islas Canarias a la edad de dos años. Posteriormente, a los dieciocho años y tras finalizar sus estudios de bachiller, decidió regresar a Barcelona para estudiar filosofía, letras y derecho, aunque no completó ninguna de estas carreras. A los veintiún años, decidió mudarse a Madrid​.

En Madrid, Carmen Laforet conoció al periodista y crítico literario Manuel Cerezales, quien la animó a continuar con sus incipientes esfuerzos literarios. En 1944, presentó su novela «Nada» al recién creado Premio Nadal, otorgado por Ediciones Destino, y ganó el premio, lo que marcó el inicio de su reconocimiento en el ámbito literario. A pesar de competir con escritores de trayectoria sólida, el jurado apostó por la joven desconocida. La novela «Nada» fue reimpresa tres veces el mismo año de su publicación debido a su éxito. Dos años después de su triunfo literario, Carmen Laforet contrajo matrimonio con Manuel Cerezales, con quien tuvo cinco hijos, dos de los cuales también se convirtieron en escritores​1​.

Laforet fue reconocida como una renovadora de las letras españolas y se consagró como una de las mejores narradoras de la realidad española de su época. En 1948, la Real Academia Española la honró con el Premio Fastenrath por su primera novela. Durante las décadas de los cincuenta y los sesenta, Laforet disfrutó del éxito literario. Publicó varias novelas destacadas después de «Nada», como «La isla y los demonios» (1952), «La mujer nueva» (1955), y «La insolación» (1963). Sin embargo, enfrentó desafíos en su vida personal y profesional en las décadas siguientes, incluidas frecuentes depresiones, la separación de su esposo, y un rechazo creciente de la vida pública. A pesar de estos desafíos, nunca dejó de escribir, aunque algunas de sus obras quedaron incompletas o fueron olvidadas debido a su perfeccionismo. Laforet falleció el 28 de febrero de 2004, dejando un legado literario notable en la literatura española​.

La obra

La novela «Nada» de Carmen Laforet, publicada en 1945, sigue a Andrea, una joven que se traslada a Barcelona para asistir a la universidad, en los últimos días de la Guerra Civil Española. Andrea, llena de esperanzas e ilusiones, pronto se enfrenta a una realidad desoladora al llegar a la casa de su familia, que se encuentra en un estado de decadencia y desesperación. El ambiente opresivo, la pobreza, y las relaciones tensas entre los miembros de la familia marcan un fuerte contraste con las expectativas iniciales de Andrea.

A lo largo de la narrativa, Andrea se entrelaza con una variedad de personajes, cada uno con sus propios demonios y desafíos. Entre ellos, su amiga Ena, quien proviene de un entorno más privilegiado, representa un contraste significativo con la situación de Andrea, mostrando la división socioeconómica de la época. La relación entre Andrea y Ena también destaca las diferencias y las tensiones entre la vieja y la nueva España, así como las posibilidades y limitaciones que enfrentan las mujeres en una sociedad patriarcal y conservadora.

La familia de Andrea, compuesta por personajes como su abuela y sus tíos, encarna las secuelas de la guerra y las tradiciones arcaicas que chocan con las aspiraciones modernas de Andrea. A través de su interacción con estos personajes, Andrea experimenta una pérdida de la inocencia y una creciente desilusión hacia las estructuras sociales y familiares que la rodean.

La prosa de Laforet en «Nada» es evocativa y descriptiva, capturando la atmósfera sombría de la Barcelona de la posguerra y el desencanto de la generación joven que busca un futuro mejor en una sociedad estancada. A través de los ojos de Andrea, Laforet explora temas de libertad, identidad, y la búsqueda de un propósito en un mundo que parece haber perdido su rumbo.

El estilo literario y la narrativa de «Nada» reflejan la confusión, la desesperación y la esperanza de una generación que busca trascender las limitaciones impuestas por una sociedad en descomposición. Las descripciones detalladas de Laforet y la exploración profunda de las emociones humanas y las relaciones interpersonales reflejan un período histórico tumultuoso en España, proporcionando una ventana a las luchas internas y externas que enfrentan los individuos en un mundo en cambio.

«Nada» no solo es una obra que captura la esencia de una época, sino que también presenta una crítica sutil pero poderosa de las convenciones sociales y las expectativas de género de la sociedad española de la posguerra. La travesía de Andrea desde la inocencia hasta la comprensión y la aceptación de la realidad que la rodea, es un testimonio de la búsqueda de la autenticidad y la libertad en un mundo donde prevalecen la opresión y la desesperanza.

Click aquí para descargarlo en PDF.

Características de «Nada»

Contexto Histórico

La novela fue escrita en un momento crucial de la historia española, poco después de la Guerra Civil. Este período tumultuoso se refleja en la atmósfera opresiva y las circunstancias desafiantes que enfrentan los personajes de la novela.

Personajes principales

  • Andrea. Es un personaje complejo cuyo deseo de libertad e independencia choca con las tradiciones y las expectativas de su familia. Su lucha por encontrar su lugar en el mundo es un reflejo de la agitación social y personal que permea la novela.
  • Otros Personajes. Los personajes que rodean a Andrea, incluyendo a su abuela, tíos y amigos, representan una variedad de respuestas a las dificultades de la vida, cada uno con su propio conjunto de problemas y inseguridades.

Temas

  • La Búsqueda de Identidad. Uno de los temas centrales de “Nada” es la búsqueda de identidad de Andrea, quien se esfuerza por encontrar su lugar en una sociedad que parece haber perdido su rumbo.
  • La Soledad. Es otro tema predominante en la novela, manifestado en la alienación de Andrea y la desconexión entre los personajes.

Preguntas Frecuentes

Claro, aquí están las respuestas a las preguntas frecuentes basadas en el tema de «Nada» de Carmen Laforet:

  1. ¿Qué influencia tuvo la Guerra Civil Española en “Nada”?
    • La Guerra Civil Española tuvo una influencia significativa en «Nada». La novela refleja la atmósfera opresiva y las difíciles circunstancias socioeconómicas de la época. La desolación y la lucha de los personajes pueden verse como un reflejo de la desesperación y la división que sufrió el país durante y después del conflicto.
  2. ¿Cómo se desarrolla el personaje de Andrea a lo largo de la novela?
    • Andrea, al principio, es una joven inocente y expectante que se muda a Barcelona con la esperanza de encontrar una nueva vida y educación. Sin embargo, a medida que la trama se desenvuelve, se enfrenta a la realidad de la vida con su familia disfuncional y las condiciones desesperadas en las que viven. A lo largo de la novela, Andrea experimenta un crecimiento personal y una evolución en su comprensión de ella misma y del mundo que la rodea.
  3. ¿Qué simboliza la ciudad de Barcelona en “Nada”?
    • Barcelona simboliza tanto la promesa como la desilusión para Andrea. La ciudad, con su rica historia y cultura, representa inicialmente una esperanza de libertad e independencia. Sin embargo, también se convierte en el escenario de su desilusión, ya que enfrenta la cruda realidad de la pobreza, la desesperación y la soledad en su vida diaria.
  4. ¿Qué impacto tuvo “Nada” en la carrera literaria de Carmen Laforet?
    • «Nada» catapultó a Carmen Laforet al estrellato literario en España. Su novela fue aclamada por la crítica y la hizo ganadora del Premio Nadal en 1944. Esta obra estableció a Laforet como una voz importante en la literatura española y le proporcionó una plataforma para su futura carrera literaria.
  5. ¿Cómo aborda “Nada” el tema de la soledad y la alienación?
    • «Nada» explora la soledad y la alienación principalmente a través del personaje de Andrea. La desconexión entre Andrea y los miembros de su familia, junto con su lucha por encontrar su lugar en un mundo hostil y desesperanzado, encarnan los temas de soledad y alienación. La soledad también se ve reflejada en otros personajes y en la atmósfera sombría y desolada de la Barcelona de posguerra en la que se sitúa la novela.

Comentario de texto

«El ruido de la ciudad llegaba hasta mi alcoba. Yo estaba en la cama con las sábanas echadas hasta el cuello. Apenas si podía moverme. La cabeza se me iba de un lado a otro en la almohada, como si estuviera atada con una cuerda a mi cuello. Mi tía no me dejaba en paz ni un minuto. Era tan enérgica que llegaba a cansarme más que si me hubiera estado arrojando bofetadas toda la noche. Siempre me ha sucedido lo mismo cuando me encuentro en un lugar nuevo. La cabeza me da vueltas y me encuentro como si estuviera ebria. Pero en la Residencia me había sentido mejor que aquí. Había menos aire, más concentración de personas, pero menos alboroto. Las dos primeras noches me las pasé en vela, oyendo pasar los coches, los tranvías, los camiones. Hacia las dos de la madrugada había un silencio sepulcral. Como si la ciudad hubiera estado muerta por espacio de dos o tres horas. Luego los primeros pájaros, anunciando la aurora. Yo esperaba este momento con impaciencia. Algo se me había removido en la sangre. Tenía la cabeza llena de ideas, de recuerdos, de esperanzas.»

En este fragmento, se describe el estado físico y emocional de la protagonista, Andrea, durante sus primeras noches en Barcelona.

Desde un inicio, el paisaje sonoro de la ciudad sirve como telón de fondo para las sensaciones que experimenta la protagonista. El «ruido de la ciudad» contrasta con la quietud y parálisis de Andrea en la cama. La imagen de su cabeza moviéndose «como si estuviera atada con una cuerda a mi cuello» refuerza la sensación de opresión y de no pertenencia a ese nuevo entorno.

La figura de la tía, representada como una presencia enérgica y agobiante, subraya esa incomodidad y desplazamiento que siente Andrea. Es un claro reflejo del ambiente claustrofóbico y asfixiante que a menudo permea en la obra.

Cuando Andrea compara su estancia en la Residencia con su actual situación, nos revela su añoranza por un lugar que, aunque no ideal, le resultaba menos abrumador que el alboroto de la ciudad.

La mención del «silencio sepulcral» en las horas de la madrugada evoca una ciudad herida, que parece «muerta» tras la guerra. Sin embargo, este silencio es interrumpido por los «primeros pájaros», un signo de esperanza y renacimiento. Esta esperanza es compartida por Andrea, quien a pesar de su incomodidad y desazón, alberga en su interior «ideas, recuerdos, esperanzas».

En resumen, este fragmento es un reflejo del estado emocional de la protagonista y, al mismo tiempo, es un espejo de la atmósfera opresiva y a la vez esperanzadora de una Barcelona posguerra.

Nuevas publicaciones

Top post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres probar una demo gratuita de nuestros cursos de preparación?

Preparación para la Prueba de Acceso a Grado Superior o a la Universidad, tú eliges 😊 ¡También para la obtención del Equivalente a Bachillerato!