⚠️ ¡ÚLTIMa PLAZA CON UN 10% DE DESCUENTO en cualquiera de nuestros cursos!

Explicación del VAN, TIR y Payback

En el mundo de las inversiones y la gestión de proyectos, tomar decisiones informadas es crucial para el éxito y la sostenibilidad financiera. Para ello, los analistas y gestores de inversión se apoyan en herramientas y metodologías que permiten evaluar la viabilidad, rentabilidad y riesgos asociados a proyectos potenciales. Entre estas herramientas destacan tres pilares fundamentales del análisis financiero: el Valor Actual Neto (VAN), la Tasa Interna de Retorno (TIR) y el Payback. Cada una de estas técnicas ofrece una perspectiva única y complementaria sobre los proyectos de inversión, ayudando a los inversores a navegar por el complejo mar de opciones disponibles y tomar decisiones basadas en sólidos análisis financieros

 

1. El VAN

El Valor Actual Neto (VAN), también conocido como Valor Presente Neto (VPN), es un indicador económico-financiero que permite evaluar la rentabilidad de un proyecto de inversión. El VAN se calcula como la suma de los flujos de efectivo futuros que generará el proyecto, traídos a su valor presente mediante una tasa de descuento, menos la inversión inicial requerida para el proyecto.

 

Fórmula del VAN

VAN=\sum_{t=1}^{n} \frac{F_{t}}{^{(1+r^)t}} - I_{0}

 

Donde:

  • �� es el flujo de efectivo en el periodo ,
  • es la tasa de descuento,
  • es el número total de periodos, y
  • �0 es la inversión inicial.

 

 

¿Cuándo se utiliza?

El VAN permite determinar si un proyecto es viable económicamente. Si el VAN es positivo, significa que los ingresos generados por el proyecto, actualizados al valor presente, superan el costo inicial de la inversión, lo que indica que el proyecto es rentable. Si el VAN es negativo, el proyecto no se considera rentable bajo las condiciones establecidas, ya que no se espera que genere suficientes ingresos para recuperar la inversión inicial. Un VAN igual a cero indica que el proyecto generará un retorno exactamente igual al costo de la inversión, sin generar ganancias adicionales.

Es importante destacar que la selección de la tasa de descuento es crítica en el cálculo del VAN, ya que refleja el costo de oportunidad del capital invertido, incluyendo el riesgo asociado al proyecto. Una tasa de descuento más alta disminuirá el valor del VAN, reflejando un mayor riesgo o una mayor preferencia por el consumo presente frente al futuro.

 

Características del VAN

  • Medida de rentabilidad. El VAN es una medida de rentabilidad que indica si una inversión generará más o menos valor del que cuesta realizarla.
  • Considera el valor temporal del dinero. El VAN tiene en cuenta el valor temporal del dinero, es decir, valora los flujos de efectivo futuros en términos de su valor presente.
  • Toma en cuenta todos los flujos de efectivo. El cálculo del VAN incluye todos los flujos de efectivo relacionados con la inversión, tanto ingresos como egresos, a lo largo de la vida útil del proyecto.
  • Tasa de descuento. Para calcular el VAN, se utiliza una tasa de descuento que representa el costo de oportunidad del capital. Esta tasa refleja el rendimiento mínimo aceptable para la inversión.
  • Criterio de decisión. El VAN se utiliza como criterio de decisión en la evaluación de proyectos de inversión. Si el VAN es positivo, el proyecto se considera viable; si es negativo, se rechaza.
  • Comparabilidad entre proyectos. El VAN permite comparar diferentes proyectos de inversión entre sí, ya que indica cuál ofrece una mejor rentabilidad en términos netos.
  • Sensibilidad a cambios en la tasa de descuento. El VAN puede ser sensible a cambios en la tasa de descuento utilizada en su cálculo. Un aumento en la tasa de descuento tiende a reducir el VAN, mientras que una disminución tiende a aumentarlo.

 

Ejemplo de cálculo del VAN

La inversión inicial (�0) es de  10000 €. Los flujos de caja futuros y la tasa de descuento () del 10% se aplican a lo largo de 4 años (�=4) con los siguientes flujos:

  • Año 1:  3000 €
  • Año 2: 4000 €
  • Año 3: 4500 €
  • Año 4: 5000 €

 

Usamos la fórmula del VAN anteriormente dispuesta.

Calculamos el valor presente de cada flujo de caja y luego sumamos estos valores, restando al final la inversión inicial. Vamos a calcular el valor presente de cada flujo de efectivo:

Año 1: \frac{3000}{^{(1+0.10^)1}} = 2727,27

Año 2: \frac{4000}{^{(1+0.10^)2}} = 3305,79

Año 3: \frac{4500}{^{(1+0.10^)3}} = 3383,45

Año 4: \frac{5000}{^{(1+0.10^)4}} = 3415,54

Sumamos los valores presentes de los flujos de caja:

2727,27 + 3305,79 + 3383,45 + 3415,54 = 12829,05 €

Finalmente, restamos la inversión inicial para obtener el VAN:

VAN = 12829,05 – 10000 = 2829,05  €

Así, el VAN calculado con el desglose de cada flujo de caja es aproximadamente 2829,05 €, lo que indica que el proyecto generaría un beneficio neto ajustado al valor presente de esta cantidad, después de recuperar la inversión inicial. Este resultado confirma que el proyecto es rentable bajo las condiciones dadas.

Puedes hacer estos cálculos en la Calculadora VAN.

 

2. El Payback

El “payback” o “periodo de recuperación” es un término financiero que se refiere al tiempo que tarda una inversión en recuperar su costo inicial a través de los flujos de efectivo que genera. Es una medida de la liquidez de la inversión y se utiliza comúnmente para evaluar la conveniencia de proyectos o inversiones.

El cálculo del payback se realiza sumando los flujos de efectivo netos anuales hasta que estos igualen el desembolso inicial de la inversión. El principal objetivo de este cálculo es determinar cuánto tiempo tardará el inversor en recuperar el capital invertido.

Aunque el payback es una herramienta útil para evaluar la rapidez con la que se puede recuperar una inversión, tiene limitaciones. No tiene en cuenta el valor del dinero en el tiempo, es decir, no descuenta los flujos de efectivo futuros a su valor presente. Además, no considera los flujos de efectivo que se generan después del periodo de payback, lo que puede llevar a una evaluación incompleta del rendimiento total de una inversión.

 

Fórmula del Payback

Para flujos de caja uniformes:

Payback=\frac{\text{Inversión inicial}}{\text{Flujo de caja anual }}

 

Donde:

  • Inversión inicial es el desembolso de capital al inicio del proyecto.
  • Flujo de caja anual es el ingreso neto esperado cada año de operación.

 

Para flujos de caja no uniformes:

Cuando los flujos de caja varían de un período a otro, no hay una fórmula única y simple como en el caso anterior. En este caso, el cálculo se realiza sumando los flujos de caja de cada período hasta que la suma alcance o supere la inversión inicial. El Payback se encuentra en el momento en que esta suma iguala la inversión inicial. Si el Payback cae entre dos períodos, se puede hacer una interpolación lineal para estimar el punto exacto de recuperación.

El proceso para flujos de caja no uniformes sería:

  1. Listar los flujos de caja anuales proyectados.
  2. Sumar los flujos de caja de manera secuencial hasta que el total acumulado sea igual o superior a la inversión inicial.
  3. Si la recuperación ocurre dentro de un período, realizar una interpolación para determinar el punto exacto dentro de ese período.

 

¿Cuándo se utiliza?

  • Período de Payback. Este es el resultado directo del cálculo y representa el tiempo que se tarda en recuperar la inversión inicial a través de los flujos de caja generados por el proyecto. El período de Payback se expresa comúnmente en años, aunque también puede calcularse en meses o cualquier otra unidad de tiempo relevante. Un período de Payback más corto es generalmente más deseable, ya que indica una recuperación más rápida de la inversión.
  • Decisión de inversión. Basándose en el período de Payback obtenido, se puede tomar una decisión sobre la realización o no del proyecto. Si el período de Payback es menor que el plazo máximo aceptable establecido por la empresa o el inversor, el proyecto puede considerarse viable desde el punto de vista de la recuperación de la inversión. Si el período de Payback es mayor que el plazo máximo aceptable, el proyecto podría rechazarse en favor de alternativas con una recuperación más rápida de la inversión.
  • Comparación entre proyectos. Cuando se evalúan varios proyectos de inversión, el Payback puede usarse para comparar la rapidez con la que cada proyecto devuelve la inversión inicial. Este resultado puede ser un factor decisivo cuando otros criterios de evaluación (como el Valor Presente Neto o la Tasa Interna de Retorno) son similares entre los proyectos considerados.
  • Evaluación del riesgo. Aunque el Payback no proporciona una medida directa del riesgo, un período de Payback más corto se interpreta a menudo como indicativo de un menor riesgo, ya que la empresa recupera su inversión más rápidamente y se expone menos a las incertidumbres del futuro.

 

Características del Payback

  • Facilidad de cálculo y comprensión. El Payback es sencillo de calcular y fácil de entender, lo que lo hace muy popular, especialmente para evaluaciones rápidas o preliminares de proyectos de inversión.
  • Enfoque en la liquidez. Este método pone énfasis en la recuperación del capital invertido y, por tanto, en la liquidez del proyecto, siendo particularmente útil en contextos donde la recuperación rápida del capital es importante.
  • No considera el valor del dinero en el tiempo. Una limitación importante del Payback es que no tiene en cuenta el valor temporal del dinero. Los flujos de efectivo futuros se valoran de la misma manera que los flujos de efectivo actuales, sin ajustarlos por la tasa de interés o inflación.
  • Ignora los flujos de efectivo posteriores al período de recuperación. El Payback solo se enfoca en el tiempo hasta que se recupera la inversión inicial, ignorando cualquier flujo de efectivo que se produzca después de este punto. Esto puede llevar a una valoración inadecuada de proyectos que generan beneficios significativos a largo plazo.
  • Umbral de aceptación subjetivo. El criterio para determinar si un proyecto es aceptable o no depende de un umbral de tiempo establecido de manera subjetiva. Si el período de Payback de un proyecto es menor que el umbral establecido, se considera aceptable; de lo contrario, no se recomienda.
  • Riesgo y rentabilidad. Aunque el Payback puede ofrecer cierta información sobre el riesgo de una inversión, al sugerir qué tan rápido se recupera la inversión, no proporciona una medida directa de la rentabilidad del proyecto más allá del período de recuperación.

 

3. El TIR

La Tasa Interna de Retorno (TIR) es un método de análisis financiero utilizado para evaluar la rentabilidad de una inversión o proyecto. Representa la tasa de descuento que iguala el valor presente neto (VPN) de todos los flujos de caja futuros de un proyecto a cero. En otras palabras, la TIR es el rendimiento porcentual esperado de una inversión, teniendo en cuenta el tiempo y el valor del dinero.

 

Fórmula del TIR

0=\sum_{t=0}^{n}\frac{FC_{t}}{(1+r)^{t}}

 

Donde:

  • ��� es el flujo de caja en el periodo .
  • es la TIR.
  • es el número de periodos, que puede variar desde el inicio del proyecto hasta su finalización.
  • es la vida total del proyecto.

 

 

Características del TIR

  • Representación del rendimiento. La TIR se expresa como un porcentaje anual y proporciona una medida intuitiva del rendimiento de una inversión, facilitando la comparación con otras oportunidades de inversión o tasas de interés de referencia.
  • Valor del dinero en el tiempo. A diferencia del método de Payback, la TIR tiene en cuenta el valor temporal del dinero, ofreciendo una evaluación más precisa del rendimiento de una inversión al considerar que un dólar hoy vale más que un dólar en el futuro.
  • Flujos de caja futuros. La TIR se calcula considerando todos los flujos de caja futuros estimados del proyecto, no solo hasta el punto de recuperación de la inversión inicial como en el Payback. Esto permite una evaluación integral de la rentabilidad a lo largo de toda la vida del proyecto.
  • Limitaciones y complejidad. El cálculo de la TIR puede ser más complejo que otros métodos, especialmente para proyectos con flujos de caja no convencionales, lo que puede resultar en múltiples TIR o dificultades para encontrar una TIR única. Además, la TIR no siempre proporciona una comparación adecuada entre proyectos de diferentes tamaños o duraciones.
  • Uso conjunto con otros métodos. Aunque la TIR es una herramienta valiosa para evaluar la rentabilidad de una inversión, es recomendable utilizarla junto con otros indicadores, como el Valor Presente Neto (VPN), para tener una visión completa y tomar decisiones informadas. Esto es especialmente importante en casos donde la reinversión de los flujos de caja a la TIR no es realista o cuando se comparan proyectos con diferentes escalas de tiempo o inversiones iniciales.

 

Cuándo es mejor usar cada uno

  • VAN. Cuando se busca una medida absoluta de la rentabilidad de una inversión y se desea considerar el valor del dinero en el tiempo. Es el método preferido para comparar proyectos de diferentes magnitudes y duraciones.
  • TIR. Cuando se prefiere una representación porcentual del rendimiento que permite comparar fácilmente con el costo de capital o con otras oportunidades de inversión. Es útil para evaluar la eficiencia relativa de diferentes proyectos.
  • Payback. En situaciones donde la recuperación rápida de la inversión y la minimización del riesgo de liquidez son cruciales. Adecuado para una evaluación preliminar de la viabilidad del proyecto o cuando se enfoca en el riesgo y la liquidez más que en la rentabilidad total.

 

Cada método tiene sus ventajas y limitaciones, y la elección entre ellos depende de los objetivos específicos de la evaluación, la naturaleza del proyecto y las prioridades del inversor o de la empresa. A menudo, los analistas financieros utilizan una combinación de estos métodos para obtener una visión completa y equilibrada de la viabilidad y rentabilidad de los proyectos de inversión.

 

Puedes ver más en nuestra página de apuntes y recursos gratuitos.

Quizá te pueda interesar

error: Contenido protegido

[pms-recover-password]

[pms-account]

[pms-register]

[pms-login]